Cada vez se escucha más fuerte la voz que anuncia la desaparición de la narrativa jerárquica tal y como la conocemos (conservadora, discriminadora e improductiva) a favor de una narrativa lateral que favorece las redes y el empoderamiento… Aún queda un laaaaargo camino por recorrer.